• Document: EL RELATO DE LA PASIÓN EN MARCOS: Mc 14,1-15,47 (Comentario de Joel Marcus)
  • Size: 1.02 MB
  • Uploaded: 2018-12-08 18:09:04
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

Zure HITZA: nire bizitza Domingo de Ramos (29.03.15) EL RELATO DE LA PASIÓN EN MARCOS: Mc 14,1-15,47 (Comentario de Joel Marcus) I.- INTRODUCCIÓN Hay buena parte de verdad en la famosa exageración de Martin Kähler, a saber, que los evangelios son «narraciones de la pasión con amplias introducciones». En el caso de Marcos, el evangelista ha estado preparándose para la sección culminante del evangelio, el relato de la pasión de Jesús (= sufrimiento), desde 2,20, donde Jesús hablaba de sí mismo por alusiones, como un novio destinado a ser arrebatado (= asesinado), y desde 3,6, donde el narrador describía un complot de fariseos y herodianos para acabar con él. Nada de lo que hizo Jesús en el ínterim fue pensado para disminuir esta enemistad mortal, y en 12,12a los sumos sacerdotes, los escribas y los ancianos manifiestan un objetivo similar al de los fariseos y herodianos, aunque el apoyo popular había frustrado el complot contra Jesús. Ahora, por fin, esta conspiración se pone en movimiento, y Marcos narra con economía de palabra pero con potente fuerza la historia de la muerte de Jesús. ESTRUCTURA El relato de la Pasión aparece cuidadosamente construido. Está dividido en dos secciones principales con seis subdivisiones. Estas subsecciones se alternan según un modelo regular: un «emparedado» de tres escenas seguido de dos subdivisiones de dos escenas. En la primera sección principal, que concluye con el prendimiento de Jesús, los personajes más importantes son Jesús y los discípulos. En la segunda sección principal, que termina con su sepultura, los personajes importantes son Jesús y sus oponentes. Esta división no es rígida y absoluta; los oponentes de Jesús, que ahora cuentan también con Judas, enmarcan la historia de la unción al principio de la parte primera; el relato de la negación por un discípulo, Pedro, enmarca la historia del proceso judío al principio de la parte segunda (la yuxtaposición de Judas y Pedro no es accidental). ESTRUCTURA Parte I: Jesús en libertad 1.- Prólogo: Complot y unción (14,1-11) Emparedado de tres escenas A.- Complot contra Jesús (14,1-2) B.- Unción de Jesús (14,3-9) A’.- Complot contra Jesús (14,10-11) 2.- Última Cena (14,12-31) Dos escenas A.- Preparación para la Cena (14,12-16) B.- Última Cena (14,17-31) 3.- Acontecimientos en Getsemaní (14,32-52) Dos escenas A.- Agonía (14,32-42) B.- Prendimiento (14,43-52) Parte II: Jesús en cautividad 1.- Proceso judío (14,53-72) Emparedado de tres escenas A.- Pedro como espectador (14,53-54) B.- Interrogatorio ante el Sanedrín (14,55-65) A’.- La negación de Pedro (14,66-72) 2.- Proceso romano (15,1-32) Dos escenas A.- Interrogatorio ante Pilato (15,1-15) B.- Burlas (15,16-32) 3.- Muerte y sepultura (15,33-47) Dos escenas A.- Muerte (15,33-41) B.- Sepultura (15,42-47) 1 Zure HITZA: nire bizitza 1.- El relato marcano de la pasión, así como el evangelio de Marcos en general, es una mezcla de recuerdos de la memoria y de perspectiva teológica, un «drama en dos niveles». Por un lado, contiene rasgos que resultaban embarazosos para los cristianos posteriores, como la desesperanza de Jesús en Getsemaní, su negación por Pedro, el abandono por otros miembros de los Doce y el grito de abandono en la cruz. Es improbable que estos rasgos embarazosos hayan sido inventados por narradores cristianos primitivos. Debe esperarse, pues, que el relato marcano de la pasión conserve acontecimientos recordados. Por otra parte, es también probable que Marcos haya desarrollado el relato de la pasión para poner de manifiesto su importancia para los lectores: muchos rasgos del relato se hacen eco de famosos pasajes del AT. La cantidad de alusiones al AT en el relato hace que algunos autores se pregunten si estamos tratando con una historia recordada o con una profecía historificada. Pero más bien nos encontramos con una «historia escriturizada». 2.- El antijudaísmo es el aspecto más turbador del relato: su descripción de la culpabilidad de los judíos en la muerte de Jesús ha contribuido a expandir el odio a los judíos. Según algunos estudiosos, fueron el gobernador romano Poncio Pilato y sus cómplices, y no las autoridades judías, los únicos responsables de la muerte de Jesús. Mateo y Juan muestran una tendencia clara a aumentar la culpabilidad judía de una manera no histórica y sesgada (por ejemplo, Mt 27,

Recently converted files (publicly available):