• Document: EL PODER CURATIVO DE LA TIERRA ( GEOTERAPIA )
  • Size: 227.17 KB
  • Uploaded: 2019-05-17 22:29:41
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

EL PODER CURATIVO DE LA TIERRA ( GEOTERAPIA ) Dr. Mariano José Bueno Cortés. BIOSALUD- INSTITUTO DE MEDICINA BIOLÓGICA Y ANTIENVEJECIMIENTO INTRODUCCION Ya he tratado en un tema específico las alteraciones que nos pueden producir los campos electromagnéticos provenientes de la tierra. Ahora nos vamos a referir a las propiedades curativas de algunos tipos de tierra, especialmente de las arcillas, tanto en cuanto a su aplicación externa, como interna. La utilización de la tierra con fines terapéuticos se remonta a los comienzos de la vida en el planeta tierra. Es más, son utilizados en la actualidad incluso siguiendo una cultura popular que se transmite de generación en generación. De todos es sabido lo beneficioso que puede ser la aplicación de barro en una picadura de avispa. Es importante que conservemos la arcilla seca en recipientes de barro o de cristal, para una mejor conservación y utilicemos materiales de madera o pinceles de cerdas naturales para su manejo. HISTORIA Hay constancia de la utilización de las arcillas con fines terapéuticos en todas las culturas antiguas, desde los egipcios, hasta los indios, pasando por los asirios, chinos, babilonios árabes y en América del Sur. Hipócrates (460-337 a. de C.), utilizaba las compresas de tierras especiales en zonas enfermas, así como tomadas vía oral diluidas en agua. También Empédocles, Dioscórides, e incluso el famoso Galeno (129-199 d. de C.) las prescribía. Paracelso (1493-1541) también las utilizaba, al igual que las plantas medicinales, de modo que en aquella época se comercializaban paquetes de tierra de en los que se imprimía el escudo de la ciudad de origen de la misma. De todos modos, siendo sincero, parece que incluso a veces se les atribuían propiedades curativas inexistentes, fruto de la mayor picaresca de aquellos tiempos. El primer estudio serio que se realizó en cuanto a las propiedades curativas de la tierra, lo hizo en 1882 el alemán Max Pettenkofer. Posteriormente, en 1896, Adolf Just fundó en Jungborn un sanatorio en donde una de las terapias más frecuentes era el uso de greda pulverizada en forma tanto externa como interna. Se descubrieron sus grandes propiedades desintoxicantes y el gran aporte de calcio, cobre, silicio, magnesio y hierro que contiene. Son muy interesantes las experiencias del profesor Julius Strumpf (1856- 1932), forense, que comprobó como los cadáveres se descomponían mucho más lentamente con su aplicación. Eso supone que en su composición se encuentran sustancias antibacterianas que pueden ser muy útiles en heridas, flemones, úlceras y abscesos. Similar al caso del pastor Kneipp del que hablamos en el tema de Hidroterapia, ocurrió en el del pastor protestante E. Felke (1856-1926), que fundó un balneario llamado Jungborn (Fuente de Juventud), en Söbernheim. Se dedicaban al tratamiento de diversas dolencias a base fundamentalmente de la aplicación de emplastos, baños o compresas de arcilla junto con una dieta de crudos y remedios homeopáticos. En la actualidad este balneario sigue trabajando e incluso hay multitud de clínicas a los que asisten personas de toda Alemania para hacerse una cura anual de desintoxicación. PROPIEDADES DE LAS ARCILLAS Las propiedades medicinales de las arcillas se deben fundamentalmente a su capacidad de absorción de toxinas, su alto contenido en minerales, su efecto alcalinizante, la capacidad de almacenar calor y la estimulación de la cicatrización que producen. Las arcillas son rocas sedimentarias procedentes de la erosión del granito. En la actualidad se utilizan con frecuencia, tanto en tratamientos vía externa como vía interna. 1. Capacidad de adsorción: Llamamos adsorción a la capacidad de una sustancia sólida de fijar elementos contenidos en una disolución líquida. De este modo, se pueden eliminar toxinas de la piel y secreciones patológicas de piel y mucosas inflamadas (efecto secante). Por ello, esta capacidad será mayor cuanto más finas sean las partículas que componen la arcilla, ya que así es mayor la superficie de contacto que ofrecen. 2. Capacidad de almacenamiento calórico: Nos referimos a la capacidad de conducción del calor que almacenan. Si nosotros hacemos una maseta con arcilla y agua y la aplicamos en cualquier zona del organismo que esté inflamada y caliente, veremos como en muy poco tiempo la zona se enfría . Esto es porque tiene la capacidad de almacenar el calor de la materia con la que entra en contacto, lo cual nos viene muy bien a la hora de producir un efecto antiinflamatorio local en los enfermos. 3. Capacidad de absorción: Es la capacidad que tiene la arcilla de retener en sus partículas agua. Cuanto más fina sea la arcilla, mayor capacidad de absorción de líquidos tendrá, pero llevará más tiempo. Por ello, en dependencia de lo que se quiere abs

Recently converted files (publicly available):