• Document: Cronología de los cambios en catalán de Mallorca según la Scripta mallorquina. Joan Veny Universitat de Barcelona
  • Size: 166.96 KB
  • Uploaded: 2019-02-13 19:40:51
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

Joan Veny Cronología de los cambios en catalán de Mallorca según la Scripta mallorquina Joan Veny Universitat de Barcelona A. La Scripta mallorquina: características 1. Scripta es la lengua escrita en un territorio determinado. El término fue acuñado por el dialectólogo belga Louis Remacle (1948) y difundido en Italia y Francia. Así, diversos romanistas se han ocupado de la scripta valona, normanda o picarda; por lo que se refiere al dominio catalán, podemos hablar de una scripta rosellonesa, valenciana o balear, donde en el marco de una lengua hipotéticamente homogénea emergen rasgos de la oralidad propios del dialecto respectivo. Nuestra Scripta catalana se propone reunir un gran número de textos de los seis dialectos (catalán central, rosellonés, balear, alguerés, catalán norteoccidental y valenciano), desde el siglo XIII-XIV al siglo XX, separados por tramos cronológicos breves y pertenecientes a géneros diferentes, literarios algunos (poesía, teatro, novela, narrativa), pero sobre todo no literarios (edictos, gozos, sermones, testamentos, inventarios, contratos, libros de cuentas, gastronomía, medicina, obras lexicográficas, etc.), acompañados de los respectivos comentarios lingüísticos donde son estudiados los aspectos gráficos, fonéticos, morfosintácticos y léxicos de cada texto seleccionado, con especial atención a la presencia de elementos diatópicos (por ejemplo, confusión o no de a, e o de o, u átonos, yodización o no, variación del artículo, arcaísmos, latinismos, interferencias, etc.), con una conclusión en la que se subraya el grado de participación de los elementos propios del área dialectal respectiva. No faltan traducciones y algún texto medieval latinizado. Los textos son en parte inéditos, pero sobre todo pertenecientes a obras ya publicadas, debidamente revisadas, cuando ha sido posible. Son productos redactados en Mallorca, supuestamente por mallorquines; en un caso, hemos considerado mallorquín el texto de un autor menorquín enraizado en Mallorca (1682-13.3). En el apartado A del Comentario, con datos biográficos del autor, cuando es conocido, hemos dado cuenta de su movilidad, dentro o fuera del dominio lingüístico, así como de su formación literaria, para explicar la presencia de otros dialectalismos, el influjo de la lengua estándar o la complicidad de interferencias. El trabajo se enmarca dentro del programa de investigación Scripta y variación dialectal del Departamento de Filología Catalana de la Universidad de Barcelona, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, que promoví en 1996, que he dirigido durante dos trienios (1996-1999 y 2000-2003) y que codirijo (desde 2005) actualmente con Àngels Massip, profesora de la Universidad de Barcelona. Se han introducido más de 1000 textos de todos los dialectos, pero el trabajo básico, con los comentarios lingüísticos, se ha centrado sobre el balear, del que ya han aparecido dos volúmenes, la Scripta eivissenca (2009), con 101 textos, y la Scripta menorquina (2011), con 119 textos; en breve saldrá la Scripta mallorquina (2013), con 347 textos. Un índice final relaciona cada unidad léxica con el número del texto, el dialecto, el año y el género: por ejemplo, besada 1542-13.1 quiere decir que se trata de un texto del año 1542, perteneciente al género Historia y, una vez sobre el texto mallorquín, se dispone del fragmento con su título (“Visita de Carles I a Mallorca”) y el correspondiente comentario lingüístico donde se encontrará la palabra comentada. Se ha preparado una base de datos así como una web. ISSN 1540 5877 eHumanista/IVITRA 6 (2014): 1-11 Joan Veny 2 En este artículo nos proponemos ofrecer una selección de muestras de la Scripta mallorquina que ilustran el interés del proyecto en el campo de la grafía, la fonética, la morfología y el léxico B. Grafía 2. Es sabido que la grafía de los escritos medievales conocía una cierta uniformidad, con evidentes titubeos e inseguridades, por ejemplo cuando se trataba de articulaciones palatales (ny, ll) o, en el catalán oriental, a propósito de la confusión de a y e átonas. A propósito de los usos gráficos, es interesante, a través del cúmulo de datos allegados a través de la Scripta, constatar dos hechos: a) la estabilidad de ciertas grafías; b) la incursión progresiva de grafías externas. Veamos unos ejemplos: a) El fonema [k] final se representa tradicionalmente por -ch a lo largo de los siglos: llochs 1448-7.3, lloch 1600*b-2, lloc 1623-a-2, lloch 1623c-2, 1673-7.2, 1682- 13.3, 1690-7.1, llochs 1707-7.5, lloch 1709-7.4, 1715-7.5, 1724-7.5, 1747-10.2, 1769-13.3, 1771-7.4, 1800*a-2, 1820-6.2, lloc 1827-4, 1837-7.6, 1868-1, 1870- 2, llòc 1878-12.1, llochs 1882-2.11889ª-2, 1888-7.4, 1893-

Recently converted files (publicly available):